FELIZ CUMPLEAÑOS QUERIDA MUSA

Para el siguiente Soneto burlesco que se sigue, se le dio a la Poetisa los consonantes forzados de que se componen, en un doméstico solaz.
 
Inés, yo con tu amor me refocilo,
y viéndome querer me regodeo;
  en mirar tu hermosura me recreo,
   y cuando estás celosa me reguilo.
                Si a otro miras, de celos me aniquilo ,
  y tiemblo de tu gracia y tu meneo;
     porque sé Inés, que tú con un voleo
     no dejarás humor ni aún para quilo .
             Cuando estás enojada no resuello,
   cuando me das picones me refino,
cuando sales de casa no reposo;
                                y espero, Inés, que entre esto y entre aquello,
  tu amor, acompañado de mi vino,
      dé conmigo en la cama o en el coso.
 
 
Quéjase de la suerte: insinúa su aversión a los vicios, y justifica su divertimento a las Musas.
 
 
En perseguirme Mundo, ¿qué interesas?
                                  ¿En qué te ofendo, cuando sólo intento
                                  poner bellezas en mi entendimiento
                                                                                  y no mi entendimiento en las bellezas?
                                     Yo no estimo tesoros ni riquezas;
                                  y así, siempre me causa más contento
                                                             poner riquezas en mi pensamiento
                                                                                        que no mi pensamiento en las riquezas.
                                                                               Y no estimo hermosura que, vencida,
                                   es despojo civil de las edades,
                                                                       ni riqueza me agrada fementida,
                                                      teniendo por mejor, en mis verdades,
                                   consumir vanidades de la vida           
                                   que consumir la vida en vanidades.              
 
Muestra sentir que la baldonen por los aplausos de su habilidad.
 
¿Tan grande, ¡ay Hado!, mi delito ha sido
                                                       que, por castigo de él, o por tormento,
no basta el que adelanta el pensamiento,
                                                        sino el que le previenes al oído?
       Tan severo en mi contra has procedido,
                                                                 que me persuado, de tu duro intento,
                                                                    a que sólo me diste entendimiento
                                                         porque fuese mi daño más crecido.
    Dísteme aplausos, para más baldones;
                                                         subir me hiciste, para penas tales;
y aun pienso que me dieron tus traiciones
                                                          penas a mi desdicha desiguales,
                                                  porque viéndome rica de tus dones,
                                  nadie tuviese lástima a mis males.
 
Procura desmentir los elogios que a un retrato de la Poetisa inscribió la verdad, que llama pasión.
 
Este, que ves, engaño colorido,
         que del arte ostentando los primores,                         
  con falsos silogismos de colores                                        
   es cauteloso engaño del sentido;
                     éste, en quien la lisonja ha pretendido                                          
    excusar de los años los horrores,                        
       y venciendo del tiempo los rigores
           triunfar de la vejez y del olvido,
         es un vano artificio del cuidado,
                                                               es una flor al viento delicada,
         es un resguardo inútil para el hado;                   
 es una necia diligencia errada,
                         es un afán caduco y, bien mirado,
                      es cadáver, es polvo, es sombra, es nada.
 
                                                                        Sor Juana Inés de la Cruz

~ por siemprevueloalsur en 12 noviembre, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: