Josely Vianna Baptista poeta brasileña.

Los poros floridos

 

Fin de la tarde, las sombras sudan

su tintura sobre los colores, extraen

del raro grano de la luz el contorno de las cosas,

las arrugas en la concha del molusco,

grafismos, valvas milenarias como reservas

de sal, poema extraño trenzado

en escarzos de oleandros,

mientras los cuerpos

se arrastran en cámara lenta,

y nada es imagen

(tu cuerpo blanco en mar de sargazos),

nada espejismo,

en la tela rutila de las pálpebras.

 

Las sombras sudan, trasudan,

y ésa es la sombra más cierta

de las sombras calcinadas que me cercan.

Quiero que tome mi cuerpo

como un amor, como inscripción rupestre

en el granito, como el verso

que un tuareg pega al cuerpo.

 

Quiero llevarla conmigo, como un amor,

como esa ausencia azul que asombra

la noche y sueña el contorno de un rostro

en el oscuro, como si quisiese diseñarlo.

~ por siemprevueloalsur en 2 junio, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: