Otro del maestro Alejandro Aura

HACER CIUDADES

 

Que la ciudad sea principio y fin

porque no hay soplo

que la hurte de su sitio;

cimiento la sangre de quienes la habitaron

modulando su espeso fundamento.

Óyeme decir que no me iré.

Que parta el solitario

y se hunda en el viento

entre los pájaros perdidos;

que parta el hombre común de cara lisa

que todavía cree en la salvación

y el robusto padre de familia

que busca dominar al sol.

Óyeme decir que no me iré.

la ciudad se morirá conmigo,

yo estaré en su fundamento.

 

                 De Volver a casa

~ por siemprevueloalsur en 2 septiembre, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: