…..sobre mi aullido

Voy
a practicar mi aullido, el más sentido, el más profundo, para dejarlo
escapar cuando como muchas veces no tenga palabras para decir cuánto me
dueles
… qué tristeza… tendrá que ser pausado y en un tono grave… muy
grave, para que así sea como lo perciba tu instinto y entienda cada
sonido, cada variante decibel que describe el cartesiano mapa de mi
congoja.

No voy a gritar porque conseguiría decir algo que me temo te lastimaría.

Voy
a aullar de dolor y desconsuelo para que sea tu conciencia animal la
que decodifique mi sentir y tu razón no pueda suponer la locura de mi
naturaleza
humana.

No
voy a pronunciar la explicación del porqué, porque quiero que tu
pensamiento se mantenga intacto, libre de las razones, justificaciones,
argumentos; esto no es cosa de la mente, no es calculable, no posee
explicación alguna, va más allá de las palabras y de cualquier razón.

Lo
que dice mi aullido tan sólo lo entenderán tus genes, inherente en los
míos, información rupestre que se libera de a pocos y que me hace no
poder pensar en ella sino solo sentirla salvaje, transpirarla, dolerla,
olerla, sangrarla para que tú puedas llegar a ella y verla con tus
propios… prehistóricos ojos, esos que no entienden lenguaje alguno…

… y sin encontrar las palabras, un aullido dejarás escapar.


Jorge Francomarquez

~ por siemprevueloalsur en 11 diciembre, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: