QUE PASA A LOS 40???

A la crisis de los 40 se le llama así porque se había
observado que el momento más álgido de esta crisis se da entre los 35 y
45 años. Aunque puede considerarse natural, no es tan nítida y
alborotada como la crisis de la adolescencia. Además se le llama la crisis de la media vida, porque se considera que a esa edad se ha recorrido la mitad de los años de expectativa de vida…

La crisis se produce cuando algo, aparentemente más atractivo, se
coloca en primer plano; y se produce un desinterés e, incluso, se
abandonan, aspectos que hasta ese momento han sido “el todo en la
vida”: trabajo, cónyuge, familia, situación social… 

MEDICINA Y BIOLOGÍA DE LA CRISIS
 
Algunos
médicos y biólogos se han planteado si “la crisis de los 40” podría
tener una base fisiológica, hormonal, como ocurre en la adolescencia
por el despertar de la sexualidad. Aunque se ha estudiado el tema, los
médicos endocrinólogos consideran que no hay en los varones una base
para justificar esa falta de tono, ese cansancio vital. Distinto es el
caso de las mujeres, en las que, efectivamente en el periodo de la
menopausia, se produce una clara disminución de los estrógenos, que
explicaría las variaciones del carácter de la mujer en ese periodo de
su vida.

LA CRISIS DE “LOS 40” EN EL MATRIMONIO

La mayoría de la población elige el matrimonio, como la cosa más
natural del mundo, puesto que la complementariedad de los sexos es algo
que, si se vive en armonía, es una forma maravillosa de abrirse a los
demás y completar la personalidad como mujer o como varón.
 
En
un verdadero matrimonio, marido y mujer han de aprender a desarrollar
su vida conyugal en todas sus manifestaciones: física, afectiva,
sexual, intelectual, social, económica, cultural, espiritual… Este
aprendizaje les supone un esfuerzo para tratar de conjugar lo que una y
otro es y armonizarse: hay que salir de estar con uno mismo para
compartir la vida con otra persona; se trata de establecer el marco en
el que se va a desarrollar la vida en común para buscar la identidad
del nosotros; también se ha de conseguir el descubrimiento y la vivencia de la sexualidad conyugal.
 
Si
en la dinámica del amor conyugal la generosidad no progresa, cada vez
se hacen más costosos los sacrificios que exige el hogar. Cuando se
comienza a poner el corazón en las cosas ajenas a la familia, como el
éxito profesional, una colega joven y simpática o un compañero de
trabajo atento y agradable, el grupo de amigas o amigotes… se va
apagando la luz de la verdad familiar y se va enfriando el calor de la
ternura en el amor. El corazón se va quedando vacío y hay que buscar
emociones fuertes, que siempre serán egoístas.

 
CÓMO SUPERAR LA CRISIS
 
La
crisis de madurez en la pareja puede superarse: aplicando el sentido
común, con una buena dosis de entrega y lealtad, que es fidelidad, al
otro cónyuge y a los hijos. Aunque, en algunas ocasiones será oportuno
recurrir a una persona ajena al matrimonio para que les ayude.
 

El
consejero o el experto -llámese asesor matrimonial, psicólogo clínico,
psiquiatra o incluso sacerdote- puede valorar las cosas desde fuera, y
hacer caer en la cuenta de que no somos un caso único, que las cosas
tienen arreglo, cuáles son los medios que hay que poner para
arreglarlas, etc. Contribuirá a erradicar el egoísmo y conseguir de los
cónyuges unos niveles de humildad que les permitan perdonar –si es el
caso- y resolver las diferencias que existan; igualmente, ayudará a
esclarecer los conflictos pequeños que -muchas veces por su frecuencia-
son la causa del enfriamiento del amor matrimonial; o los conflictos
grandes que están abocados, antes o después, a terminar en ruptura.

 
No hay duda de que en el matrimonio se buscan salidas escapistas
cuando se empieza a considerar que el amor al cónyuge o a la familia no
es verdadero, sin aceptar que –aunque imperfecto- sí es real, o se
piensa que el ideal de su noviazgo no se ha visto plasmado en la
realidad de su actual matrimonio. No se dan cuenta de que están en el
momento de demostrar que la promesa que se hizo el día de su boda, hace
años, era auténtica. No deben engañarse creyendo que todavía tienen
atractivo para ensayar “nuevas conquistas”.
 

~ por siemprevueloalsur en 27 septiembre, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: